NicaraguaPolíticaSucesos

¿Debe responde el gobierno nicaragüense la violencia opositora?

El llamado a diálogo constante es la acción central tomada por el Gobierno de Nicaragua ante la escalada de vandalismo.

Existen dos posiciones incompatibles en la crisis de Nicaragua, de un lado están las constantes protestas de la sociedad civil, grupos beligerantes, estudiantes y opositores, que realizan incendios, destrozos a propiedad pública y privada, ataques con armas de fuego y morteros; y por otro lado el de los órganos de seguridad sandinista de Daniel Ortega que reprimen con uso de fuerza, en muchas ocasiones excesiva a los manifestantes. Nicaragua en las últimas semanas a estado sumida en hechos violentos, que han tomado las calles para expresar su rechazo al gobierno del presidente Daniel Ortega, después de tratar de buscar una salida pacífica en la mesa de dialogó, que nunca llegó a buen fin.

Ya hace algo más de 45 días que se iniciaron las protestas tras una reforma al seguro social que luego Ortega revocó, sin embargo, los sucesos han continuado, aumentando en violencia de ambos lados y ya en la última semana se ha recrudecido en su proceder vandálico a pesar de que sólo hace 5 días que se llegó a un acuerdo en las conversaciones realizadas por ambas las partes.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha expresado que, «Queremos una paz, para todas las familias nicaragüenses, seguridad para todas las familias nicaragüenses, desde el que más tiene hasta el que menos tiene, porque todos tenemos los mismos derechos, ante Dios y ante la ley”, afirmó el mandatario en un discurso realizado este miércoles, dirigido a sus seguidores reunidos en la avenida de Bolívar a Chávez, en la capital, Managua.


Violencia en Nicaragua.
Madelein García, “manifestantes pacíficos” exhiben armas de guerra AK-47 y armas cortas antes de atacar el nuevo estadio nacional de béisbol.

Las protestas en Nicaragua siguen generando violencia

Por otra parte, la asociación empresarial COSEP solicitó al presidente de socialista, a través de una carta abierta enviada por twitter al mandatario, presentara de manera expedita la próxima elección en una fecha que se deberá acordará entre el gobierno y representantes de la sociedad civil, «Dada la magnitud de esta crisis, le instamos a que haga todo lo posible en su poder para encontrar una solución pacífica antes de que nos encontremos inmersos en una situación aún más trágica», declaraba la misiva.

Ortega en su discurso del miércoles, se refirió a la demanda del COSEP, afirmando que Nicaragua «no es propiedad privada», la indignación de parte y parte, por la sublevación y la imperativa represión, ha dado como resultado decenas de fallecidos y más de 800 heridos, lo que se ha convertido en un desafío diario al gobierno de Ortega, que se debate entre a la imperturbabilidad, la moderación y la intolerancia.

Violencia en Nicaragua.
Los manifestantes incendian una estación de radio, durante las protestas de este miércoles.

El pasado 16 de mayo se instaló a petición de Ortega y con la mediación de la iglesia, la mesa de diálogo nacional, en donde durante múltiples sesiones se debatió sin muchas perspectivas una salida política y sosegada a la crisis, de ningún lado nació tal propuesta e incluso, ambos permanecieron impávidos en sus posturas, hecho que produjo que las sesiones fueran suspendidas desde la semana pasada.


«El acuerdo fue suscrito hoy, nuestro Gobierno está honrando los compromisos de la mesa de diálogo, con investigación de todos los hechos de violencia, con la justicia, alrededor de todos esos hechos de violencia. Estamos en total disposición y en total compromiso de convocarnos a dialogar sobre todos los temas de manera respetuosa», explico, la vicepresidenta Rosario Murillo, este miércoles, en referencia a la solicitud de la Comisión interamericana de los derechos humanos, CIDH.

Violencia en Nicaragua.
Parapetados detrás de una barricada manifestantes se enfrentan a la policía anti disturbios.

Como resumen, podemos entender que la postura del gobierno es la de mantener la paz, a toda costa, he incluso a través de la fuerza y la oposición no cesa en su afán de deshacerse del gobierno a cualquiera costo, he inclusive, usando la fuerza. Pero sabiendo que la violencia sólo genera violencia y que ninguno de los dos cederá ante el otro, no se le ve ningún fin a este conflicto en la brevedad.

Fuente
Reuters

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: