AméricaCentroaméricaColombiaCorrupciónEE.UU.InternacionalesMéxicoSucesos

Colombia triplica los envíos de cocaína al norte

Los mares de México son la principal autopista del narcotráfico

La cantidad de cocaína enviada hacia el norte por el mar a través de aguas mexicanas se ha triplicado entre 2015 y 2018, según apreciaciones de la guardia costera de Estados Unidos, en el año anterior, alrededor de 945 toneladas de la droga proveniente de Suramérica y principalmente en barcos desde Colombia, han sido considerados.

La droga colombiana y de algún otro país sudamericano como Ecuador está destinada a las costas mexicanas donde se descarga a bandas de delincuencia local que la mueve hacia adelante para el lucrativo mercado de Estados Unidos por la frontera en tierra.

La guardia costera de Estados Unidos estima que la cifra creció a 2 mil 738 toneladas en 2017, un aumento de 190%.

El desmedido aumento de la cosecha y producción de la planta de coca en Colombia es uno de los factores, detrás del estallido de más intentos de contrabando, de los cuales muchos ahora también toman la vía del océano Pacífico.

Como resultado del aumento del contrabando, también las incautaciones de cocaína se han elevado considerablemente, especialmente frente a la costa del Pacífico del sur de México, donde las autoridades han interceptado varias lanchas durante el año pasado.

Entre enero de 2018 y de 2019 de febrero, la armada de México incautaró 10,7 toneladas de cocaína, una cantidad que representa poco menos de dos tercios de la cantidad total de la droga confiscada en el mar durante la presidencia de seis años de Felipe Calderón, que libró una guerra contra carteles de la droga de México en tierra.

Para detectar barcos de contrabando de drogas, la marina ha adoptado una estrategia de tres frentes que involucra el uso de sus propias lanchas rápidas además de fragatas y aviones de vigilancia incluyendo helicópteros y aviones King Air.

Las autoridades también reciben inteligencia de América del sur y países de América Central sobre la salida y la ubicación de buques sospechosos, que les permiten estar mejor preparada para su llegada a aguas mexicanas.

Cocaína.
El aumento récord de la producción en Colombia a sido el desencadenante para que los carteles de droga sudamericanos, abran nuevas rutas y mejoren sus acciones para alcanzar el tan anhelado mercado norteamericano.

Los envíos desde Colombia han aumentado al igual que los cultivos

En enero del pasado año, un informe de la marina guatemalteca ayudó a su contraparte mexicana a detectar un barco con más de 900 kilos de cocaína en la costa de Chiapas, los contrabandistas lanzaron la droga al mar cuando un avión de vigilancia se acercó y la marina de guerra más tarde recogió la carga.

Hubo al menos siete incautaciones de cocaína grande de la costa de Guerrero el año pasado, incluyendo uno de casi dos toneladas en el que fue detenido un ciudadano ecuatoriano.

También hubo dos decomisos de una tonelada de la costa de Guerrero, otro de algo menos de una tonelada y otros tres que van de entre 250 kg y 800 kilogramos.

Sin embargo, el mayor decomiso de cocaína en el mar mexicano, ocurrió en agosto de 2018, con unas 2,2 toneladas de la droga en el Pacífico a 278 kilómetros al suroeste de Puerto Escondido, Oaxaca, por el cual, cuatro mexicanos, tres colombianos y una canadiense fueron puestos bajo custodia.

Poco más de media tonelada de cocaína fue obtenida de la costa de Chiapas en septiembre después de que contrabandistas arrojaron 17 paquetes de la droga por la borda, en el mismo mes se confiscaron una cantidad similar en dos embarcaciones cerca de Huatulco, Oaxaca.

Un tripulante fue detenido durante la última crisis, pero los otros escaparon de la detención como lo hacen aquellos que desecha su carga fuera de la costa de Chiapas, además de las incautaciones de cocaína marítima, la armada de México también ha confiscado otras drogas en alta mar.

La semana pasada, decomisaron nueve toneladas de marihuana, metanfetaminas y fentanilo de la costa de Sonora después de que tres buques sospechosos fueron detectados por la cuarta fuerza regional naval, que se basa en la ciudad puerto de Guaymas.

Otros aseguramientos de cocaína en altamar durante 2018 fueron: 21 de marzo (900 kilos, Guerrero), 15 de febrero (una tonelada, Guerrero), 10 de abril (una tonelada, Guerrero), 10 de julio (250 kilos, Guerrero), 10 de agosto (mil 860 kilos, Guerrero), 21 de agosto (725 kilos, Guerrero), 11 de septiembre (520 kilos, Chiapas) y 3 de noviembre (800 kilos, Guerrero); en 2019, 550 kilos en Oaxaca.

Fuente
Milenio

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: