CuriosidadesPolítica

Canadá aprueba consumo de marihuana con fines recreativos

El senado canadiense sancionó la ley, sólo falta aprobación de la cámara de representantes

La que fuese una promesa electoral del actual presidente canadiense, Justin Trudeau fue llevada a la cámara del senado y aprobada con 52 votos a favor, 30 en contra y una abstención, este jueves, la ley que legaliza el consumo de cannabis con fines recreativos, colocando a Canadá como el primero del G7 en legalizar la producción, venta y consumo de marihuana.

Canadienses mayores de 18 años podrán portar hasta 30 gramos de marihuana para uso personal según reza la ley C-45, el texto de esta fue modificado por los senadores y ahora pasará a consideración apreciación por la cámara de representantes, dominada liberales partidarios del primer ministro Trudeau, que ha asentido haber fumado marihuana con amigos «cinco o seis» oportunidades.

Marihuana en Canadá.
Trudeau, «hay mucho interés de nuestros aliados en lo que estamos haciendo, reconocen que Canadá es audaz”.

Esta fue una de las promesas electorales de Justin Trudeau.

Inicialmente se planteaba que la venta legal de la marihuana sería el 1 de julio, día en que se conmemora la independencia del Canadá, pero por ahora no parece probable, ya que dependerá de las provincias y territorios determinar desde el momento de su aprobación por la cámara de representantes, la forma de ejecutar la norma y establecer las redes de distribución, en la nación septentrional de Norteamérica la venta de marihuana con fines medicinales es legal desde el 2001.

Canadá le sigue el paso a Uruguay, que hace cinco años aprobó el uso de marihuana con fines recreativos y a nueve estados de la unión americana que lo han hecho, pero Canadá será el primer país del G7 que tendrá esta legislación, se ha estimado que el mercado será de un valor de 4 mil quinientos millones de dólares, según en cifras de consumo de marihuana del pasado año.

Trudeau, ha manifestado que «hay mucho interés de nuestros aliados en lo que estamos haciendo», y muchos de ellos examinan a Canadá y la miran con ojos de audacia y reconocen que el régimen actual no funciona», aunque se decantan por la prohibición a los menores, aunque la actual normativa no previene que la gente joven tenga acceso a la marihuana.

El primer ministro ha afirmado que «en muchos países especialmente en Canadá, es fácil comprar un cigarro o una cerveza», y ha asegurado que «el crimen organizado está haciendo grandes sumas de dinero con la venta ilícita de marihuana», lo que nos indica que la creación de un mercado regulado combatirá el crimen organizado y podrá «proteger mejor a la comunidad y a los niños».

Jody Wilson-Raybould, ministro de justicia, celebró la aprobación de la norma por parte de los senadores y ha expuesto que la ley «creará un mercado estrictamente regulado para el cannabis, para mantenerlo fuera del alcance de los jóvenes y privar a los delincuentes de los beneficios», explicó.

El gobierno federal, permitirá que las provincias recaudar impuestos con la venta legal de las plantas y ha expresado que por ahora se plantea que sólo tiendas autorizadas y minoristas sean las encargadas de la comercialización, como ya ocurre actualmente con la regulación de la venta de alcohol en Quebec y Ontario.

Luego de agregar, numerosas enmiendas por el senado, los diputados votaron un segundo borrador del texto, la norma ahora regresará a la Cámara baja para un nuevo debate, donde quedará legalizada y dejará libre consumo recreativo de marihuana.

Esta medida abre el camino para que el primer ministro, Justin Trudeau, logre cumplir su compromiso electoral de despenalizar el cannabis, el controvertido proyecto de ley aprobado por la Cámara Alta del Parlamento canadiense no encontró más traba que el bloque conservador, que no logró la mayoría necesaria para su derogación.

La principal enmienda aprobada por el senado consentiría que las provincias del país puedan prohibir el cultivo doméstico de marihuana, aunque el proyecto de ley presentado por el gobierno canadiense admite que cada casa pueda cultivar un máximo de cuatro plantas de marihuana.

Cuando la ley sea aprobada por el parlamento y reciba la firma de la gobernadora general del país, que ejerce la función de jefa de estado en nombre de la reina Isabel de Inglaterra, el gobierno canadiense concederá tres meses a las provincias para que se preparen antes de autorizar la venta legal de marihuana.

Fuente
Afp

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: