AméricaColombiaInternacionalesPanamáPolíticaSucesosVenezuela

Bolívar “el Sol de Colombia” ha muerto

El Libertador de Venezuela falleció ayer en un pueblo de la costa colombiana

Santa Marta, 1830: Ayer 17 de diciembre a la 1:07 pm, según un boletín oficial, se ha informado que a los 47 años de edad Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios Ponte y Blanco, más conocido en Venezuela como “El Libertador” y en la Nueva Granada, como “El Sol”, ha fallecido por causas naturales.

El hecho ocurrió en la hacienda San Pedro Alejandrino ubicada en la Carrera 32, cerca del pueblo de Mamatoco a escasos 10 Kilómetros de la ciudad costera de Santa Marta, allegados al hoy occiso comentaron a los medios que la causa del deceso fue una complicación pulmonar.

Los orígenes del fallecimiento del Libertador, así como las incidencias de su vida, han sido motivo de investigación y debate, y se señala que, hasta ahora, la percepción mayoritaria apunta a la tuberculosis pulmonar como desencadenante del funesto desenlace, pero no faltó quien, con mayor o menor asidero, tenga una visión discordante.

Después de haber dado libertad a tantos millones de suramericanos, Bolívar se encontraba en su último instante muy solo, apenas le rodean los generales Mariano Montilla, José Laurencio Silva, José María Carreño, José de la Cruz Paredes, Don Joaquín, el Notario José Catalino Noguera, Fernando Bolívar Tinoco, sobrino del Libertador y su edecán José Palacios, quién lo acompañó, a petición de María de la Concepción Palacios, la madre de Simón antes de fallecer, José en un rincón sollozando decía: «Se me muere el viejo».

Otros presentes comentaron que el médico de cabecera Alejandro Próspero Reverend, viendo que llegaba el momento supremo llamó a los presentes y dijo: “Señores, si queréis presenciar los últimos momentos y postrer aliento del Libertador, ya es tiempo”.

Había recibido los auxilios espirituales por parte del sacerdote Hermenegildo Barranco, cura de Mamatoco, y la autopsia de rigor la realizó cerca de la cocina de la hospitalaria residencia el Dr. Reverend, que al observar cuando vestía al cadáver tenía la camisa deteriorada, exclamó: «Bolívar ni muerto merece una camisa rota.»

Laurencio Silva, facilitó un humilde féretro, que fue construido por el carpintero Diego Soto, utilizando seis tablas y quinientos clavos, los vecinos de la localidad, donaron colchas o telas para ser colocadas en la urna y el cadáver fue trasladado en horas de la noche a la casa de la aduana, en Santa Marta, para ser expuesto en capilla ardiente, el entierro se estableció para el día 20 en horas de la tarde en la catedral de Santa Marta.

Se supo en la noche de ayer que, entre los pocos asistentes,leales al padre de seis naciones, recogieron ochenta pesos para los gastos del funeral, Pedro Rodríguez, jefe del estado mayor del departamento del Magdalena,emitió el primer comunicado oficial, informando la infausta noticia y en toda la ciudad se colocaron cintas negras.

Simón Bolívar.
Poco después de su fallecimiento, la Gran Colombia fue legalmente disuelta y se establecieron tres repúblicas: Colombia, Venezuela y Ecuador, que quedarían bajo el liderazgo e influencia del neogranadino Francisco de Paula Santander; del venezolano José Antonio Páez, y de Juan José Flores en Ecuador, respectivamente.

El Libertador Bolívar, muere rumbo a Venezuela

El Sol de Colombia, estaba de camino por su destierro, hacía Venezuela, sublevada ya ante su posible llegada porque iba precedido de la apelación de dictador, Bolívar no tuvo a su lado nada más que un grupo de amigos, enfermó durante su travesía desde Bogotá a través del río Magdalena, y arribando a la ciudad costeña de Santa Marta, el Libertador no encontró techo de recepción nada más que en la casa de un español de nombre Joaquín de Mier.

Ya próximo a la muerte se refugió en la quinta de San Pedro Alejandrino, esta mansión pertenecía, también al mismo español, en sus últimas horas, pronunció una invocación a la ironía: “Jesucristo, Don Quijote y yo hemos sido los más insignes majaderos de este mundo”.

Entrevistado 44 años después, el doctor Blas Bruni Celli, concluyóque, “Bolívar murió de tuberculosis pulmonar bilateral fibro-ulcero-cavernosa con diseminación bronconeumónica, la coexistencia de la laringitis que fue verificada clínicamente y la adenitis mesentérica confirman aún más esta evidencia.

Fue militar y político venezolano nacido en Caracas, fundó las repúblicas de la Gran Colombia y Bolivia, también una de las figuras más destacadas de la emancipación hispanoamericana frente al Imperio español y contribuyó a inspirar y concretar de manera decisiva la independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Venezuela y Perú.

Esta es la triste crónica del hombre quién luego de haber nacido de una de las familias mantuanas más poderosas del centro de Venezuela,entregó sus riquezas en beneficio de la ansiada y aún inexistente libertad,Bolívar dejó de existir siendo el genio de Sudamérica y murió, destituido de todos sus cargos por la oligarquía colombiana.

El Sol es considerado por sus acciones e ideas el “Hombre de América” y una figura de la historia universal, ya que dejó un legado político en diversos países latinoamericanos, algunos de los cuales lo han convertido en objeto de veneración nacionalista, pero el día de ayer fue abandonado a su suerte.

Fuente
TeleSurWikipedia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: