DeporteMedio OrientePolítica

Argentina resuelve su conflicto con Palestina e Israel

La suspensión del amistoso con Argentina es una "tarjeta roja" para Israel

Claudio Tapia, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, AFA, se ha disculpado públicamente por haber tenido la obligación de suspender el encuentro amistoso que el conjunto albiceleste realizaría con el equipo de Israel en la ciudad de Jerusalén el sábado próximo, en la conferencia de prensa el superior de asociación, ha expresado que la cancelación del combate «es un aporte a la paz mundial» e igualmente a expresado que «los que nos tratan de ignorantes nos subestiman”, refiriéndose a la contienda entre Israel y Palestina, “Es un conflicto que lleva 70 años» y en el cual no debemos inmiscuirnos.

Durante los últimos días, miembros del seleccionado argentino, recibieron amenazas y protestas cerca de la concentración en Barcelona, donde se encuentra entrenando desde hace una semana, «lo vivido en las últimas 72 horas nos ha llevado a tomar la decisión de no viajar», a Israel, razonó Tapia, quien también ha aseverado que, «debo bregar por la salud, integridad física y la seguridad de toda la delegación».

Argentina, Israel y Palestina.
Rajoud, «les pedimos disculpas a todos. La idea era dar un mensaje de paz y que no tiene nada que ver con la violencia»

Tapia, “Debo bregar por la seguridad de la delegación»

Por su parte la Asociación Palestina de Fútbol, ha celebrado la cancelación del encuentro, y se ha sentido muy aliviada por las posibles consecuencias que este pudo haber ocasionado, el partido se realizaría en un asentamiento palestino que fue destruido y sobre el cual se construyó un estadio deportivo y el 9 de junio en Jerusalén se estaría celebrando una fiesta palestina.

Jibril Rajoub, presidente de la Asociación Palestina de Fútbol, APF, ha manifestado que, «Los valores, la moral y el deporte han asegurado una victoria hoy, y fue levantada una tarjeta roja contra Israel mediante la cancelación del juego», expresó.

La asociación árabe ha felicitado a los jugadores argentinos «por negarse a ser utilizados como un puente para alcanzar fines no deportivos», el partido correspondía al último juego preparativo del seleccionado Bonaireño de cara al Mundial de Rusia 2018 e iba a tener lugar en el estadio Teddy Kollek, levantado sobre las ruinas de una aldea palestina después de la guerra árabe-israelí de 1948.

El lugar donde se realizaría el evento fue lo que desató el conflicto político y religioso que afronta la región y donde se habría incluido al equipo futbolístico, que llegó al clímax, cuando Rajoub pidió a los hinchas quemar fotos de Messi y camisetas albicelestes.

El superior árabe aprovechó la oportunidad para pedir perdón por la audacia de último momento, «les pedimos disculpas a todos. La idea era dar un mensaje de paz y que no tiene nada que ver con la violencia», pero hay que entender que «el fútbol es solo un juego», y ha lamentado que «muchos chicos con historias difíciles no podrán ver a los astros mundiales», en referencia a los jugadores que visitarían el país.

Finalmente, el presidente de la APF, ha expresado, «Pondremos todas nuestras fuerzas y nuestra energía para lo que viene, que es el Mundial. Dejamos abierta la posibilidad de que en un futuro podamos hacer acciones junto a Israel», que nos unan alrededor del fútbol y la paz.

Por su parte la embajada de Israel en Buenos Aires se ha lamentado por la cancelación del encuentro. Sin embargo, en un comunicado oficial sumaron que «la amistad entre la República Argentina y el Estado de Israel, próxima a cumplir 70 años, no se dirime en un partido de fútbol».

Fuente
RT

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: