InternacionalesPolítica

Amnistía Internacional pide amnistía

La ONG Amnistía Internacional enfrenta una crisis tras la publicación de su informe sobre la guerra en Ucrania

Ni la Unión Europea, ni los Estados Unidos y mucho menos Kiev, aprenden en absoluto la lección. Al tratar de mostrar neutralidad, Amnistía Internacional, alienó a los líderes ucranianos y también a una gran parte de la sociedad civil en un país que está devastado por la guerra durante cinco meses. El informe publicado el jueves 4 de agosto, la ONG afirma que las fuerzas armadas ucranianas están, deliberadamente, poniendo en peligro a la población civil.

Amnistía Internacional observa al menos 19 casos en los que las fuerzas armadas ucranianas establecen bases y despliegan armas en zonas residenciales. Como resultado, los civiles se están convirtiendo en víctimas colaterales del bombardeo de artillería al que Rusia está sometiendo a toda la línea del frente en su guerra de conquista.

Desde su publicación, el informe se convirtió en uno de los temas más comentados en Ucrania. Lo que demuestra la dificultad de una de las ONG más influyentes en el ámbito internacional, como lo es Amnistía, para llevar a cabo investigaciones imparciales en el contexto de una guerra brutal con narrativas contradictorias.

En su discurso diario en video el jueves por la noche, el presidente Volodymyr Zelenskyy, criticó con enojo y fuerza el informe. Esto es un «intento de dar amnistía a un país terrorista», que coloca a «la víctima y al agresor en igualdad de condiciones de cierta manera». Zelenskyy, recordó que los ataques rusos destruyeron casi 200 iglesias y lugares de culto, 2 mil 200 instituciones educativas y 900 hospitales y clínicas.

Amnistía pide Amnistía.
Después de publicar un informe sobre el peligro de los civiles en manos de la resistencia armada ucraniana, occidente en bloque, acusaron a Amnistía de estar parcializada.

Rusia utiliza el informe de Amnistía para señalar a Ucrania y mitigar sus propias culpas

El grupo de derechos humanos emitió una disculpa por su informe. Mientras, entre otras cosas, acusó a las fuerzas armadas ucranianas de violar «el derecho internacional humanitario y poner en peligro a civiles». A pesar de los días de presión en las redes sociales por parte de los partidarios de Kiev, la organización, sin embargo, se negó a rechazar sus hallazgos.

El documento que fue publicado el jueves, arremetía contra las fuerzas rusas. Pero, la investigación también apuntó al ejército ucraniano, alegando que habría mostrado un patrón preocupante de «poner a civiles en riesgo y violar las leyes de la guerra» al operar desde infraestructura residencial, incluidas las escuelas.

La ONG, afirmó en un correo a los medios: «lamentamos profundamente la angustia y la ira que causó nuestro comunicado de prensa sobre las tácticas de combate del ejército ucraniano».

El grupo de derechos humanos continuó explicando que su «único objetivo» al publicar el análisis era garantizar que «los civiles estén protegidos». También dejó en claro que «respalda plenamente sus hallazgos».

Una postura equilibrada, que no es bien recibida

Amnistía Internacional, insistió en que sus observadores habrían avistado a las fuerzas ucranianas en las cercanías de zonas residenciales de al menos 19 ciudades y pueblos de todo el país. Según la organización, al posicionar sus fuerzas de tal manera, el ejército ucraniano puso en peligro a las poblaciones civiles allí al someterlas al peligro de que entrara fuego ruso.

El grupo de derechos humanos agregó: «Nada de lo que documentamos que las fuerzas ucranianas hagan de ninguna manera justifica las violaciones rusas». Al comentar las conclusiones del grupo, Agnes Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, subrayó que «estar en una posición defensiva no exime al ejército ucraniano de respetar el derecho internacional humanitario».

Zelenskyy, sin embargo, arremetió contra Amnistía, proclamando que cualquiera que dude de que «Ucrania es una víctima» es un «cómplice de Rusia, un país terrorista, y un participante en los asesinatos». Los funcionarios ucranianos también insistieron en que Kiev está haciendo todo lo posible para evacuar a los civiles fuera de peligro.

Rusia, a su vez, señaló que habría llamado repetidamente a las tropas ucranianas por usar a civiles como «escudos humanos», y las conclusiones de Amnistía solo sirven para confirmarlo.

Fuente
AmestyLeMondeNPR

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: